Translate

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Aléjate del dolor!

Unas de las estupideces más comunes que escucho, es a la gente quejándose de las situaciones dolorosas que por pura elección personal deciden soportar. OJO, no me sonaba tan estúpido cuando use esos zapatos pero cuando me los quise quitar me pregunte...

¿Cómo es posible que sabiendo que algo o alguien te lastima sigas permitiendo que ocurra? ¿Masoquismo?, ¿Auto castigo infringido para redimir una culpa?, ¿Baja auto estima?, ¿Falta de información?, ¿Poco inteligencia emocional?

Lo cierto es que si eres masoquista y te disfrutas de el dolor, nada que hacer ni siquiera deberías estar leyendo este blog, sino las 50 sombras de Grey. Pero si en realidad deseas ser feliz y procurarte una vida mejor te garantizo que está en ti lograrlo.

Los dolores emocionales existen

 Yo he leído muchos libros de auto ayuda, me propuse subir mi auto estima e incremente mi inteligencia emocional. 

Libros como los de Walter Riso son ideales para aquellas personas con problemas de apego, a mí en lo particular me enseñaron a diferenciar las relaciones sanas de las nocivas. Otros libros de auto ayuda que me encantan son los de PNL (Programación neurolingüística). En otra entrada les comentaré sobre cómo pueden programar su mente para alcanzar el éxito hasta en las situaciones más difíciles. Y como me ayudo la metafísica. Uno de los libros que definitivamente cambió mi vida fue El factor Aladino de Jack Canfield, el cual pueden descargar en PDF o comprar en Internet. Es similar a El Secreto, lo que importa con estos libros no si lo crees o no, es que entiendas el trasfondo, la formula de la felicidad realmente está en cada uno de nosotros.


No será fácil, tendrás que tomar muchas decisiones, probablemente deberás sacrificarte, sacrificar muchas cosas, por ejemplo la comodidad, los cambios nunca son fáciles, traen consigo adaptación, retos, serás como 

El Colgado del Tarot, en esta etapa de tu vida deberás realizar sacrificios voluntarios pero serán por tu propio bien, implica superar miedos, sacar pecho, ser fuerte, tener valor, y tendrás que hacerlo sola (o), pero no importa cuál sea la situación que te produzca dolor tu puedes cambiarla.

Si te fijas en la imagen el hombre está colgado de un pie, probablemente se ató el mismo, tiene las manos y un pie libre, hasta cruza la pierna como si estuviese cómodo, el decidió ver el mundo desde otra perspectiva.

Yo lo hice, y  he sobrevivido todo tipo de situaciones dolorosas, créeme siempre hay una vía para alejarse del dolor!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejarme tu comentario o apreciación. Recuerda que por la naturaleza de los hechos narrados se usan nombres ficticios. Cualquier parecido con la realidad, es mera coincidencia. Deleinma ;)