Translate

jueves, 14 de noviembre de 2013

Médicos insensibles y Depresión post parto.

Después del nacimiento de mi bebé mis nervios quedaron muy frágiles. Mi primer pensamiento fue creer que yo no podría con todo esto...

Y no es para menos, el insensible neonatologo me dijo sin tacto alguno que mi bebé nació con Síndrome de Down, Paladar hendido y una cardiopatia importante, el hombre hablaba sin parar sobre los cuidados que teníamos que tener con la sonda etc... y yo aún no había asimilado ni el primer diagnóstico, le pregunté si ya le habían hecho el cariotipo, (en negación total obviamente),  el muy infeliz  sin piedad dijo "... eso no es importante, usted no entiende que en cualquier momento se le puede morir? ..."

Que si la sonda se movía y el alimento se iba a los pulmones se ahogaria... o que podría fallarle el corazón y ponerse morado (cianótico) que si tenía un hospital cerca para llevarlo... "

El punto es que sus palabras me traumaron.

Y fueron suficientes para desatar en mi, una terrible depresión post parto, y una obsesion por la MUERTE y la tragedia, al futuro. Solo cosas terribles podia imaginar, por lo que fue necesario tomar medicamentos para poder levantarme del hoyo emocional y psicologico donde había caído.



Pensé que podría luego de un tiempo dejar las pastillas y que mi fuerza de voluntad bastaría para sentirme bien, pero cuando has sufrido tanto tu cerebro se va lesionando, se agotan todas tus reservas de endorfinas, y se produce un desorden químico que es imposible de controlar sin medicamentos, es como si abusaras del alcohol y tu hígado te pasara pasará la factura dejando de producir insulina.

Lo cierto es que después de meses de sufrir de insomnio crónico,  tuve que aceptar, que necesitaba ayuda profesional para controlar mis nervios y mi frágil estado de ánimo.

Me di cuenta que no lograba controlar mis pensamientos y emociones.

No obstante eso no me hace menos resiliente al contrario, hoy mas que nunca necesito ser fuerte y doy lo mejor de mi para estar bien.

Justo cuando creía que estaba feliz y estable, una semana antes de que mi bebé sol cumpliera su primer año...

  • Llegaron a buscarme para que en mi calidad de fiscal de junta administradora, procediera a "...despedir a uno de nuestros empleados de confianza por la presunta violación a una menor de edad con discapacidad intelectual".
  • Esa misma semana murió un compañerito de mi bebé, 
  • y se supo en la prensa sobre la violación de un bebé con SD de 3 años recién operado del corazón.

Nunca pensé que asuntos ajenos a mi, me descompensaria al punto de enviarme a la cama hasta con sedantes para dormir. En realidad no son ajenos esos temores proyectados hacia mi bebé estában en mi subconsciente.

Tuve que visitar a la psicóloga, al psiquiatra, se me removieron todos mis traumas, temores pasados y futuros. Las palabras de ese doctor sin alma siguen ahí.

Me sentí furiosa, vulnerable, frágil y asustada al ver que cualquier detalle puede causarme una crisis depresiva.

Creí que solo con pasar la página y dejar el pasado atrás "perdonar" , "aceptar", era suficiente pero los traumas y miedos están ahí y deberé enfrentarlos.

La resiliencia no es la capacidad de hacerte de la vista gorda y fingir que nada pasa o pasó, es el guaramo,  los huevos de ir a ese sitio donde tanto te duele, sacar fuerzas y enfrentar lo que temes con valentía.

La buena noticia es que esas terapias funcionan al menos para desahogarnos.

Lo más importante que he aprendido en este proceso es que el único momento que puedo cambiar es el presente, ni el pasado, ni el futuro, así que estoy procurando enfocarme en vivir el día a día, procurando le a mi hijo herramientas para salir adelante y dejando de preocuparme por un futuro que ni siquiera sé si voy a vivir.

Apoyate en familiares y amigos, has actividades que te gusten y aumenten tus endorfinas ve al cine, al aire libre, ponte linda (o), escucha música alegre, come sano y rico llenate de amor y Buenas vibras.

Esto es temporal sé que despues de toda tempestad vienen tiempos mejores, me consta.

Si te sientes deprimida en especial después de un parto o un embarazo difícil, por favor busca pronto ayuda profesional podrías estar necesitando medicamentos.

Si te has conseguido a un médico insensible en otra circunstancia trata de buscar consejo de un psicólogo no te quedes con sus palabras adentro, ni confrontes esa realidad en soledad.

Y no temas... esto también pasará.

Un abrazo.
Deleinma.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejarme tu comentario o apreciación. Recuerda que por la naturaleza de los hechos narrados se usan nombres ficticios. Cualquier parecido con la realidad, es mera coincidencia. Deleinma ;)