Translate

sábado, 29 de marzo de 2014

Cuando las circunstancias externas te deprimen.

Me he sentido deprimida y estresada por infinidad de cosas en mi vida pero nunca había experimentado algo como esto.

Soy venezolano española vivo en el extranjero hace 13 años, me fuí 2 años después de que Chavez llegara al poder.

Amo mi tierra como si fuera parte de mi ser, mi identidad y raíces son venezolanas y no sólo eso, el 60% de mi familia y amigos está allá.

Progresivamente fuí notando como mi pueblo y mi país empezó caer en pedazos de manera vertiginosa empeorando la situación en el último año desde que Maduro y sus secuaces tomaron el control.

En éste último mes y medio mi país ha estado inmerso en protestas, injusticias, sangre y dolor.

 Al principio reenviaba constantemente información por las redes sociales y me convertí en una especie de activista a la distancia, al punto que me bloquearon mi cuenta de Twitter por andar de subversiva virtual, esto me absorbió tanto que paralice mis blogs, mi trabajo freelance y me dediqué a ayudar, pensé que colaborar me serviría para regular mi estrés y mi impotencia.

Pero tantos videos que he visto sobre torturas, asesinatos, violaciones de derechos humanos, atropellos, vejaciones, insultos, empezaron a enfermarme... todas esas miles de imágenes atormentadome, fotos llenas de horror, sonidos de desesperación, gritos y llantos que no logro aún sacar de mi mente.

Y en contraste dos escenarios espantosos por un lado el del chavista - madurista que celebra todo ésto apesar de la miseria que se les avecina con la mega devaluación recién anunciada. Y por el lado el "pseudo opositor" el que está cómodo en su casa mientras otros mueren defendiendo su libertad.

Cuando entendí que entre chavista, maduristas y conformistas son mayoría llegué a la cúspide de mi depresión. Por lo que tuve tomar medidas al respecto.

Yo me puedo dar el lujo, porque no estoy allá así que para mi es mucho mas "fácil" desentenderme del asunto. En teoría.

No obstante ha sido un proceso terrible desconectarme de la realidad venezolana y recibir la menor cantidad de noticias posibles porque cada una me afecta demasiado, y aunque ya no veo noticias 24/7 no he dejado de pensar en ellos.

Pero algo debía hacer por ni salud mental. Ya presentaba síntomas serios como tristeza constante, llanto, deseo de aislamiento, ira, hipersensibilidad, irritabilidad, insomnio crónico, desorden alimenticios (como mal y a deshora), falta de concentración, fatiga, vista borrosa, temblores. Todos estos síntomas comunes en una situaciones de estrés prolongado o cualquier otro evento doloroso y sorpresivo que no puedas controlar.

Desde que empezó el año hemos tenido en la familia (de mi esposo) dos defunciones, dos familiares con cáncer uno terminal otro recién descubierto.

Mi esposo sufrió un desprendimiento de retina. Mi bebé estuvo enfermito.

Y durante semanas me la he pasado angustiada cada vez que me entero de situaciones violentas cerca de la vivienda de un familiar o amigo.

Sin mencionar a los vecinos y conocidos que han caído presos, los amigos desesperados por salir del país y el suicidio de un amigo. TODO ESTO EN 3 MESES. Lógicamente estoy exhausta!

Aún tomando medicamentos tuve que ir al médico y me dan como única opción desconectarme lo más que pueda, reposar, distraerme, comer bien, tomar sedantes para dormir. Pero no es tan fácil.

Aún así mi parte resiliente me obliga (involuntariamente quizás) a hacer esto, TENGO QUE ESTAR BIEN! Enferma no ayudo a nadie al contrario empeoro el problema. Así que ni modo si estás en la misma situación te corresponde reaccionar.

Tengo 4 días desconectada me siento un poco mejor pero ayer y hoy me enviaron información y tuve una recaída.

Suena duro lo que voy a decir pero porque debería yo echarme a morir por los que están allá perdiendo su libertad mientras los veo cruzados de brazos?

Como publiqué en mi Facebook cuando estén dispuestos a luchar por su libertad me avisan.

Esto puede que termine con la instauración definitiva del Castro comunismo o en un golpe de estado, lo que puede ocurrir en días o en años pero no puedo seguir sufriendo por las decisiones de otros, debo seguir viviendo, no sé cuánto tardaré en salir de éste cuadro depresivo pero lo haré.

 y tú también lo harás aunque vivas allá debes quitarte los grilletes de la depresión y decirdir si luchas o te acostumbras pero cualquiera sea tu elección echarse a morir NUNCA es la mejor opción.


Ayúdame a recuperar ni cuenta en Twitter etiquetame @deleinmat

Saludos
Deleinma Trosca Rosmo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejarme tu comentario o apreciación. Recuerda que por la naturaleza de los hechos narrados se usan nombres ficticios. Cualquier parecido con la realidad, es mera coincidencia. Deleinma ;)